Hechas con fructosa en vez de azúcar